Catalina en el Reino de las Nubes

La señora estaba muy feliz de haber recibido una bolsa con pan y un tarro de leche. Mientras tanto alguien la estaba viendo desde las nubes, era la Reina de las hadas. Nadie creía en las ellas ni en el Reino de las Nubes, pero Catalina sí.