Carta a mis lectores I

GRATITUD

En la base de la felicidad está la gratitud. El agradecimiento produce contentamiento, paz y esperanza.

Contentamiento, porque nos permite disfrutar a plenitud el presente; paz, al ayudarnos a comprender las enseñanzas valiosas de  las vivencias que dejó el pasado; y esperanza, porque aprendido que todo obra para bien, podemos mirar el porvenir con optimismo.

Cuando hay agradecimiento en el corazón, resulta fácil centrar la atención más en lo que se tiene que en lo que falta, podemos ver cada situación en su justa y correcta dimensión, de manera que el camino hacia la conquista de nuestras metas, de la confección de nuestros sueños, se hace agradable y llevadero.

EL agradecimiento tiene el poder de revelar la eficacia y potencia de los recursos con que contamos en el lugar donde estamos, mientras viajamos a donde queremos. Aleja de la amargura, protege de la depresión, hermosea el rostro y hace de las pequeñas cosas un festín.

Agradecer es fácil cuando todo marcha bien; otra cosa es cuando el mundo se pone al revés, cuando hay pérdida o dolor, aun así, un poco de agradecimiento será el colirio en los ojos del alma que nos permitirá consolar el corazón con la alegría de los buenos momentos, las enseñanzas o las correcciones que cada experiencia deja tras de sí.

Estamos en la recta final de un año desafiante y complejo. Se termina una temporada marcada por el dolor y la incertidumbre; muy a pesar de ello, en medio de tanto desasosiego, nos han quedado valiosas enseñanzas y el glauco resplandor de la esperanza se asoma amable por el horizonte.

En esta oportunidad he querido dedicar algunos renglones para agradecer a todos aquellos que semana a semana, han venido acompañando con su lectura, los escritos que he publicado en mi blog.

Debo decirles que me he sentido enaltecido y muy privilegiado al poder contar con sus visitas y sus comentarios siempre sinceros. Créanme, la realidad ha superado con creces mis expectativas más optimistas.

Como seguramente lo habrán percibido, cada uno de los relatos que he puesto a su amable consideración, contiene, entrelazado en historias que son sencillas, cotidianas y universales, un poco de mi historia personal.   

Consciente, al iniciar mi periplo por el mundo de las letras, que era un ilustre desconocido, consideré que por cortesía y respeto lo primero tendría que hacer sería darme a conocer a mis potenciales lectores; no es fácil hablar de uno mismo; cómo hacerlo con sencillez y desprovisto de arrogancia, fue el primer desafío.

Encontré la mejor manera de hacerlo sobre las alas de la memoria; ese espacio que todos los seres humanos tenemos en común. Revestir los recuerdos y las nostalgias de literatura y, confieso, un poco de ficción, no solo para evocar momentos que ya se fueron, sino para agradecer con sencillez de corazón, porque lo que hoy somos está ligado inescindiblemente a lo que alguna vez fuimos.

De nuevo, muchas gracias por dedicar parte de su valioso tiempo a leer mis escritos y viajar juntos a los recovecos del corazón.

Mi vida no es más extraordinaria que la de ustedes, que la de nadie, y precisamente en ese pensar comprendo la grandeza de la literatura, que tiene el poder suficiente para convertir en arte lo simple.

He sido sorprendido con la acogida de mis escritos; no solo en mi país, sino allende las fronteras, en cada continente hay alguien que lee cada semana mis garabatos.

Por insistente sugerencia de algunos, que he decidido acatar, los relatos de esta primera temporada serán publicados por Papel y Lápiz Casa Editorial; ya en estos momentos, están en proceso de reescritura y luego pasarán a revisión ortotipográfica.

Ustedes han sido mis lectores Beta, sin duda, una verdadera honra para mí; cada visita al blog, cada comentario en la plataforma o a través del correo electrónico, ha sido apoyo y estímulo.

Con la compañía de ustedes, el primer paso en mi carrera como escritor está dado, la aventura apenas empieza.

En breve, todos los relatos estarán disponibles en formato podcast y video, estamos trabajando fuerte en ello; entre tanto, te invito a que me sigas a través de mis redes sociales y te suscribas a mi canal de YouTube.

La próxima temporada, una colección de veinte escritos, será publicada cada martes, tal cual lo hemos venido haciendo; el tema será… mejor no les cuento; lo dejamos como sorpresa, pero estoy seguro de que será de su agrado.

Con un infinito sentimiento de gratitud,

Jorge Parodi Quiroga

Fonseca, La Guajira, noviembre 30 de 2021.

close

Suscríbete a nuestro boletín de novedades

y recibe:

Escritos seleccionados, información sobre próximas publicaciones, promociones y ofertas especiales.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

18 comentarios en “Carta a mis lectores I”

  1. Joel Peñuela Quintero

    Adelante, escritor, que seguiremos acompañando su viaje por el mundo de las letras, de todas formas, no es solo su aventura, es la nuestra, también.

  2. Nidia Cavadía

    Jorge, una vez más me he deleitado con tu narrativa. Bonita forma de agradecer. Ah… Y espero me complazca con los Huguitos, no lo olvides.

  3. Patricia Oropeza

    Jajajaja “lectora beta” muy bien.
    Felicidades y que el siguiente año sea una explosión de dicha y amor, para todos.
    Éxito en cada proyecto e infinitas bendiciones. 🙏🏻
    Saludos desde México 🌻🌞

    Un abrazo 🥳

  4. Lilia Vergara Hermida

    Recibo la gratuidad de tu parte y extiendo la mía por compartirme tus letras que nunca fluyen vacías…. DIOS contigo.

  5. Sixta Garcia de Cohen.

    Es muy agradable leer historias bien narradas, el escritor que enganche al lector aún con la más sencilla de sus historias, “está hecho” , ya ud. me entenderá…felicitaciones y adelante…

  6. Con mucho gusto Jorge. Para nosotros es un gran placer leer sobre tus vivencias e historias. Te deseo muchos éxitos en tus próximos escritos.

  7. Siempre es grato saber que hay correspondencia (entre el lector y el escritor).
    ¡Felices fechas de celebración y reflexión!
    Deseo siempre lo mejor en su vida y en su trayectoria literaria.
    Reciba mi abrazo desde México.

    1. Muchas gracias por tan bellos deseos, Yedenira; los retorno envueltos en un abrazo sincero. Y sí, no hay cosa más gratificante después de escribir, que poder interactuar con quienes lo honran a uno con su lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *